google0fac5e7206e6c963.html
 
La energía más limpia es la energía que no usamos. Aislar correctamente un inmueble puede reducir el consumo de energía de hasta el 38%.


La eficiencia energética se puede definir como la reducción del consumo de energía manteniendo los mismos servicios energéticos, sin disminuir nuestro confort y calidad de vida, protegiendo el medio ambiente, asegurando el abastecimiento y fomentando un comportamiento sostenible en su uso.

El sector de la construcción es clave en el consumo de energía. Se estima que los edificios representan alrededor del 40% del consumo de energía, en el país. La utilización de aislamiento térmico en un proyecto de obra nueva y/o rehabilitación brinda un beneficio económico muy grande, al disminuir el consumo energético (por lo tanto usted ahorra dinero), aumentando su confort y contribuyendo al medio ambiente reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera.

 

Dentro de un inmueble, el aire acondicionado y la calefacción son los principales sistemas de consumo de energia, representando hasta la mitad del consumo total en un edificio. Lamentablemente la mayoría de esta energía se desperdicia debido a la falta de aislamiento termico. Aplicando aislamientos térmicos en su construcción puede reducir hasta en un 40% de la demanda de energía. Esto representa una excelente inversión y los ahorros se ven reflejados durante el resto de la vida util del edificio.



El aislamiento térmico es la medida más barata, eficaz y sustentable para combatir el calentamiento global. El aislamiento térmico cumple cuatro requisitos fundamentales:



  • Ahorra energia.

  • Ahorra dinero.

  • Disminuye las emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero.

  • Da confort a los usuarios que habitan el inmueble.



 



























​